Activismo y Política

¿Se puede hacer activismo desde la política? NO, el activismo y la política son como el agua y el aceite, deben convivir en el mismo medio pero nunca deben juntarse.

Cuando el movimiento 15M llenaba las plazas,y inundaba de ilusión y de cambio el patético panorama político y social de este país con sus propuestas de cambio, un listillo dijo aquello de «Si quieren cambiar las cosas que se presenten a las elecciones» y algunos grupos de activistas formaron formaciones y se presentaron, obteniendo el resultado que todos ya conocemos.

Pero ¿y ahora? que lo vemos con perspectiva ¿de verdad estamos cambiando algo? pues no, puesto que has entrado a jugar a un juego en el que los que pusieron las reglas lo hicieron a sabiendas de que si llegaban nuevos tiempos, no podrían cambiar nada desde dentro que de verdad pudiera cambiar algo de base.

Los cambios que se pueden realizar desde dentro de un sistema viciado son meramente «estéticos», sin mencionar que el «poder político» en el siglo XXI es un mero atrezo para simular una falsa democracia, puesto que el verdadero poder esta concentrado en el poder económico emanado y gestionado por las grandes corporaciones.

Dadme el control de la moneda de un país y no me importará quién hace las leyes

Cuando un activista que ha entrado con toda su buena fe, por cambiar cosas, comprueba que desde su despacho no puede cambiar nada de lo que realmente se proclamaba, puesto que las «normas» no se lo permiten, su parte activista se muere, se convierte en un pájaro encerrado en una gran jaula que el mismo creo y que con el paso del tiempo se convertirá en su hogar, su personalidad se mantendrá pero esa chispa de rebeldía se ira apagando y el «discurso oficial» pasara ha ser su único credo.

Un activista no esta limitado por la «conveniencia de las normas sociales» que el establishment ha puesto, si no por las normas éticas y los derechos humanos que defiende.

El activismo es poderoso porque es rupturista, nunca cortoplacista, y por supuesto es políticamente incorrecto, por eso es capaz de llegar a todos los lados, asaltar la realidad «oficial» y cambiarla para adaptarla a la necesidad social.

Hacer activismo desde un sillón olvidando el activismo de base es un suicidio colectivo de la sociedad civil, en el momento que mas lo necesitamos.

Me entristezco cuando veo como desaparecen las redes que el activismo del 15M y otros tejieron, descentralizadas,auto-coordinadas,y auto-gestionadas, para dar paso a formaciones oficiales y postureo vario, que nunca podrán solucionar los problemas de base que aquejan a esta sociedad sin romper con lo establecido.

Compartir

5 Comentarios

  1. Los políticos de hoy y mañana y pasado mañana son los que han sabido aprovecharse de los movimientos sociales, hacer carrera.

  2. Buena reflexión, gracias Puppet. Siempre estuvo en el 15m la parte refor y la parte revolucionaria… ganó la refor, que le vamos a hacer :(

    De acuerdo con todo lo que dices

  3. Totalmente de acuerdo,

    Y sin embargo se pueden hacer ambas cosas a la vez.
    Activismo en la calle.
    Política en tu partido.

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To create code blocks or other preformatted text, indent by four spaces:

    This will be displayed in a monospaced font. The first four 
    spaces will be stripped off, but all other whitespace
    will be preserved.
    
    Markdown is turned off in code blocks:
     [This is not a link](http://example.com)

To create not a block, but an inline code span, use backticks:

Here is some inline `code`.

For more help see http://daringfireball.net/projects/markdown/syntax