Entre el pesimismo y el espíritu hacktivista

He terminado de ver MR. Robot y me ha gustado mucho. Que nadie se preocupe que no voy a contar nada de la serie,no de la trama.Yo he tenido la suerte de compartirla con alguien que se ha guardado sus ganas de conversar sobre ella, que os prometo que esta serie las genera, a la espera de que terminara. Porque como me conocéis,sabéis que la paciencia no es una de mis virtudes. Y lo he fundido a preguntas.Preguntas que no me ha respondido. Aunque imagino su sonrisa, mientras me escribía “sigue viéndola Revu”. Así que si no la viste, te la recomiendo.

Pero siento la necesidad de compartir lo que me ha impactado de esta serie. Y las similitudes que he encontrado con las personas que habitáis el Fediverso

En la parte tecnológica he flipado con las cosas que se pueden hacer desde el código colectivo (si ya se que estáis pensando, que manía tiene de inventarse expresiones e incluso de usar mal los términos. Pero lo hago desde el respeto) para soñar un cambio en el sistema. Y también que luchar contra las corporaciones es más difícil de lo que yo creía saber. Pero sobre todo he aprendido que a Goliat hay que combatirlo en común. Que David tuvo un golpe de suerte,nada más.Y que los imperios los derrocan los pueblos (Incluidos los económicos).

Pero sobre todo quería hablar de lo que me sorprende como os debatís entre el pesimismo que os da tener los conocimientos tecnológicos y ver los derroteros que la tecnología esta tomando, con el espíritu hacker de intentar arreglar las cosas. Y en algunos casos incluso organizaros para cambiar el mundo desde el hacktivismo como le pasa a las protagonistas de la serie.

Llevo días pensando en ese pesimismo. Ya sé que estáis diciendo, no es pesimismo es realismo. No vengo a discutir sobre conceptos si no sobre sentires. ¿Cómo vais a soñar el código que subvierta este sistema si no creéis que se pueda cambiar nada? ¿Cómo vais a invertir el poco tiempo que este sistema productivista nos deja en diseñar una estrategia para visibilizar el peligro que nos conlleva a todes no tener soberanía tecnológica, si pensáis que no sirve para nada? ¿Que nada cambia y que la gente no aprende o no quiere nada que no sea fácil?

Ya sé que hace mucho que estáis en esa batalla y que estáis desanimadas, cabreadas y pasotas,y tenéis derecho.Como dicen las feministas “no somos pedagogas”. Pero me gustaría daros mi visión de recién llegada.

Aunque vosotres estáis todo el día cacharreando por gusto o por curro no es lo que el resto de las mortales hacemos. La gente posee tecnología pero no la pilota. Sabéis mejor que nadie que la han diseñado fácil de usar para que no trasteemos. No tenemos cultura tecnológica. Solo unas pocas, porque sois muy pocas estáis al día de los desmanes de las grandes compañías y algunos incluso veis mas de lo que cuentan. Pero el resto estamos aún en el deslumbramiento de las luces de neon. Estamos ensimismadas porque de repente nos hacen sentir que somos alguien porque tenemos un blog y una red que nos deja subir minuto a minuto lo que hacemos. Que nos creemos escuchadas solo porque publicamos y así podría seguir, pero ya sé que lo sabéis. Pero lo que no tengo claro que sepáis es que el orden patriarcal capitalista nos ha metido el mayor gol que es desmontar el común e invisibilizar nuestra necesidad de estar conectadas. Que nos han hecho creer que lo importante es lo individual y no lo colectivo. Y la tecnología ayuda a aumentar la fantasía de la individualidad . No la tecnología de los nodos interconectados que defendemos en estos lares, sino la tecnología que nos quieren imponer.

Así que apelo a vuestro espíritu hacker al que me enamoró cuando lo descubrí, el que al principio de la era de Internet marcó el camino para que fuéramos libres. Porque si me aceptáis un consejo de activista feminista, los logros de entonces no se mantendrán si no los peleamos cada día.

Apelo a vuestro conocimiento para que diseñemos nuevas herramientas, pero también discursos. Discursos que nos ayuden a las de fuera a unir puntos. Que no os rindáis porque como dice una de las voces que me susurran “si nos aplicamos el no se puede hacer nada, la gente ya sabe pero no quiere cambiar, acabaremos no haciendo nada” Y así ellos ganan.

Pero sobre todo os invito a que os apetezca soñar juntas. Que olvidéis todas las veces que lo habéis intentado y no ha funcionado. Porque solo soñando la utopía podremos hacer que suceda. Ya sé como dice @spectrum que sois más de distopías, pero yo prefiero más el presente. El aquí y el ahora. Pero sobre todo porque el pesimismo es un arma capitalista como explican aquí las compas de Desde Abajo

4 Comments

  1. Sabias palabras veci. El pesimismo es un clásico en cualquier lucha Dvid-Goliat porque no se consiguen grandes victorias, pero mi pregunta es ¿cómo estaría todo si no existieran esas luchas que frenan su avance?
    Más que enseñar a la gente alternativas libres, creo que es más importante hacer que se le caiga la venda de los ojos, el resto vendrá solo, al menos los casos de transformación que conozco fueron así, incluido yo mismo.

  2. Suscribo a Demoakracia ^^ …
    Lúcida estimada Revu .
    Soñemos futuros posibles. O mejor aún, hagamoslos presente ?
    Juntxs somos más fuertes .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

To create code blocks or other preformatted text, indent by four spaces:

    This will be displayed in a monospaced font. The first four 
    spaces will be stripped off, but all other whitespace
    will be preserved.
    
    Markdown is turned off in code blocks:
     [This is not a link](http://example.com)

To create not a block, but an inline code span, use backticks:

Here is some inline `code`.

For more help see http://daringfireball.net/projects/markdown/syntax